2009/08/18

Altoplano


Ya sé por qué me gusta tanto el altoplano: es porque si me quedo un poco callado puedo escuchar el ruido casi imperceptible de la tierra dando vueltas y hasta el moverse lento de los dinosaurios y otros antiguos lagartos... y todo esto confirma mi ilusión de semi-divinidad.


Lobeta, autobiografía castellana (2009)

1 commento:

Paquetti ha detto...

Tú sí que sabes dónde está el paraíso. No lo dejes escapar.